viernes, 22 de septiembre de 2017

Tecnología y condición humana

Un tema interesante para pensar el finde: el impacto de la tecnología no en nuestras rutinas, o en nuestro trabajo, o en nuestro aprendizaje...sino en la condición humana. Curiosa la analogía que hace Foer a la revolución de la nutrición de los 60 (y que estamos desmontando ahora). La pista, de Cal Newport.

El futuro del aire acondicionado

Una de las mayores incógnitas que tenemos cuando hacemos escenarios energéticos futuros es qué va a pasar con la demanda de aire acondicionado. Por un lado, previsiblemente las temperaturas irán subiendo por el cambio climático, y por otro lado, el aire acondicionado cada vez es más un elemento de confort y no tanto un "sistema de emergencia", tal como nos muestra un análisis del mercado americano. Desde luego, como sigamos esta misma evolución aquí en España, el impacto en la demanda eléctrica puede ser muy significativo, salvo que haya suerte y estas tecnologías estén disponibles para entonces. De nuevo, los códigos de edificación serán centrales para controlar esto.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Un mercado para la biomasa

Decía en mi entrada anterior que la biomasa podría ser necesaria para mantener seguro un sistema 100% renovable...así que, ¿por qué no empezar a pensar en un mercado centralizado como este de Lituania? Por supuesto, con cuidado, que no cualquier biomasa vale...pero desde luego, si solucionamos los problemas de sostenibilidad, luego vendrán los problemas logísticos, y ahí un mercado podría ayudar.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

El DOE apuesta por la termoeléctrica

Parece que a costa de la fotovoltaica. Lo ideal, por supuesto, es que siguieran apoyando el desarrollo tecnológico de todas, pero también es cierto que la FV sigue reduciendo sus costes y acercándose a la competitividad deseada, por lo que quizá sea menos necesario el apoyo público de este tipo. Lo mismo pasa con la eólica.

Eso sí, es importante, creo, señalar que sí, que la termoeléctrica tiene una ventaja sobre otras renovables en términos de almacenamiento, normalmente puede almacenar 15h para producir por la noche. Pero esto no es la panacea para un sistema renovable. Sirve para gestionar la demanda dentro de un día (igual que la interrumpibilidad o la gestión activa de la demanda), pero no sirve para acumular energía durante un período largo de invierno en el que el sol o el viento soplen poco. Ahí hace falta otra cosa (como la hibridación con biomasa, por ejemplo, o la producción de hidrógeno almacenable a largo plazo, o una hidráulica gestionada de forma que permita cubrir estos períodos).

martes, 19 de septiembre de 2017

Efectos del CO2 sobre la nutrición

Como bien dicen en el artículo, esto es algo que no está generalmente en la lista de efectos del cambio climático: el impacto de un aumento de la concentración de CO2 sobre los nutrientes de los alimentos. Sí, una mayor concentración de CO2 promueve el crecimiento de las plantas, pero lo deriva hacia una mayor producción de hidratos de carbono, lo que diluye la concentración del resto de nutrientes. Si al final el agente limitante de la nutrición son precisamente los micronutrientes, esto hace que el aumento de productividad vegetal sirva para poco.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Urbanismo para una ciudad sostenible

La semana que viene celebraremos nuestro anual Foro BP de Energía y Sostenibilidad, en el que hablaremos de movilidad sostenible. Así que tenía sentido releer el informe sobre Ciudades Sostenibles que presentó Worldwatch el año pasado. Y de esta relectura me gustaría señalar algunos aspectos particularmente interesantes.

El capítulo sobre Urbanismo y expansión urbana global es esencial, claro. El diseño de la ciudad condiciona enormemente la movilidad, y los medios para ella. Y Peter Calthorpe, el autor, recuerda que un buen urbanismo, un urbanismo sostenible, debe estar basado en lugares compactos, de usos mixtos, accesibles a pie, orientados al transporte público, y con integración económica. Estos mismos principios los explica en esta charla de TED, en el que además yo he entendido mejor sus problemas con las supermanzanas (que no son exactamente lo mismo que se propone en otros sitios). También en esta charla Calthorpe afirma algo que me parece muy sensato: que las bicis, el caminar, y el transporte público son la única forma de mantener una ciudad viva. Y que los vehículos autónomos quizá no ayuden a esto.

El otro asunto que me resulta interesante es cuando se plantean soluciones de integración económica, o de sostenibilidad energética, básicamente porque creo que en ocasiones van mucho más allá de las competencias de las ciudades, tanto hacia arriba como hacia abajo. En este sentido, y al a hora de plantear estas soluciones, creo que es esencial tener claras cuáles son las competencias de las ciudades y cuáles no.

Por ejemplo, el suministro de energía: esto es responsabilidad de los ciudadanos, incluido el autoconsumo. La ciudad sólo es responsable de los suministros municipales. Por supuesto, una ciudad puede favorecer algunas cosas con sus normativas urbanísticas o de construcción (ver después), pero...¿tiene sentido que una ciudad monte una comercializadora de energía?¿Qué aporta el hecho de que esto lo haga el municipio?

En cambio, creo que las ciudades podrían hacer mucho más en urbanismo y en certificación más exigente de los edificios (que a su vez mejorará el suministro de energía, pero dentro de sus competencias, incluso pidiendo renovables por su ACV), en control del tráfico, en acercar los centros de trabajo a las viviendas, etc...y eso sin requerir presupuesto adicional o normativa de orden superior. ¿Por qué no hay más progreso en este ámbito?

viernes, 15 de septiembre de 2017

Minimalismo y bienestar

El otro día me recordaba Mario, hablando de su sabático en Leeds, algo que nos pasa a nuestra familia cada vez que hacemos una estancia fuera: la felicidad que da vivir en una casa (alquilada) sin trastos, sin nada más que lo mínimo para vivir. Y a pesar de eso, ¡hay que ver el trabajo que nos cuesta conseguir prescindir de todo lo que nos sobra cuando volvemos a nuestra casa! No creo que sea cuestión de fustigarse por ello, al fin y al cabo todos tenemos nuestras incoherencias....pero tampoco está de más mantener la ilusión por lograr algún día esa independencia de lo superfluo. Podemos volver al gran Babauta, al que ya he enlazado muchas veces aquí, o leer cosas nuevas (al menos para mí), como esto que leí el otro día gracias a una entrevista de Ryder Carroll (el inventor del Bullet Journal, otra de esas cosas que también pueden ayudar a lograr la paz interior). Buen fin de semana.