viernes, 1 de septiembre de 2017

La digitalización y los jóvenes

Otro de los culebrones del verano, este artículo de The Atlantic sobre cómo los móviles (y en general se puede extender a las redes sociales) están destruyendo a la generación actual de adolescentes. Preocupante, desde luego...pero a mí no termina de convencerme en cuanto a su aplicabilidad general. Fundamentalmente porque mi percepción, al menos con los estudiantes, o con mis hijas, es que no se trata tanto de que el móvil o la red social se conviertan en un objeto demoníaco distinto que abduce a nuestra juventud, sino que simplemente ha cambiado el canal de comunicación, pero el fondo sigue siendo el mismo: antes los jóvenes estaban en la calle, o en las salas de futbolines, comunicándose, y ahora lo hacen desde la comodidad de su cama. ¿Es mejor o peor? No creo que podamos decir que esté tan claro. Me alegró escuchar este verano el podcast de Danah Boyd en el que viene a confirmar esta idea.

Otra cuestión es que toda la sociedad esté evolucionando hacia una cultura de mayor inmediatez, y de menor paciencia por informarse y por formarse bien. Pero eso ya no es cosa de los jóvenes, sino de todos. De hecho, en esta réplica al artículo de Twenge, a quien además desacredita parcialmente sobre su uso de estadísticas, se responsabiliza de los posibles efectos en los adolescentes es a los padres, seguramente con más razón...

Y por supuesto, por si no quedara claro: Ni mucho menos estoy diciendo que no debamos hacer nada. Si ha cambiado el canal por el que se comunican los jóvenes, nosotros debemos aprender ese nuevo lenguaje para poder comunicarnos con ellos. Porque, como también dice Danah Boyd, eso de los nativos digitales no quiere decir ni mucho menos que no podamos dominar este lenguaje para poder establecer la comunicación adecuada en las familias o en los centros de enseñanza.

1 comentario:

Fernando Leanme dijo...

En 50 años tendrán un chip que te meten en la cabeza y toda forma de comunicación será en frases de 14 palabras a las cuales puedes anexar emojis y símbolos visuales, por ejemplo "saca la basura" con un símbolo de una cucaracha o "hiciste la tarea?" Con un símbolo de un látigo.